Bookmark and Share

Detalles sobre nuestra Política Ambiental

Preservando nuestro patio

La tierra salvaje Islandesa es única de muchas maneras, quizás mayormente porque gran parte permanece intacta y sin perturbaciones. Con el crecimiento repentino en el turismo de aventura, este ambiente frágil está siendo sujeto a una presión sin precedentes. En Aventuras Árticas, estamos comprometidos en compartir nuestro amor y respeto por nuestros espacios libres con cada uno de nuestros invitados a través de unas únicas experiencias en estas tierras. Como líder ejemplar, continuamente establecemos estándares en la joven industria del turismo de aventura Islandesa, con la esperanza de promover actitudes y prácticas que mantendrán nuestra tierra salvaje próspera para las futuras generaciones. Como un dedicado miembro de “Iceland Carbon Fund” y otras organizaciones de conservación, estamos orgullosos de ofrecer viajes con cero emisiones, y nos esmeramos continuamente en evolucionar de maneras nuevas y creativas en armonía con nuestra hermosa tierra salvaje.

 

La política tiene como objetivo

Nuestra misión es simple: “La naturaleza es la aventura”. A través de esto nosotros hemos adaptado todos nuestros viajes de tal manera que no van a lastimar o afectar la naturaleza. Nosotros siempre informamos a todos nuestros clientes de cómo formar parte y pasar a través de ella sin dejar marca.

Nuestras cuatro directrices son:

No tomar más que fotos.

No matar más que el tiempo.

No dejar más que pisadas.

No hacer más que recuerdos.

 

Responsabilidad Ambiental

Cuando necesitamos transporte entre lugares o transferencia de equipaje o suministros nosotros compensamos la emisión de carbón a través de  la fundación “Iceland Carbon Fund”.

Icelandic Carbon Fund

 

También formamos parte en la organización Islandesa “Icelandic Nature Conservation” (www.natturuverndarsamtok.is) y a través de ellos somos parte activa en la supervisión sobre construcciones en las tierras altas de Islandia. La organización es un foro público que presenta declaraciones y dan su opinión en todo lo concerniente a la construcción en la naturaleza Islandesa.

 

Náttúruverndarsamtök Íslands

 

Nosotros reciclamos todo lo posible de nuestros desechos. En nuestras oficinas, en nuestros campamentos base, en nuestros restaurantes y en todo los tours nos llevamos todos nuestros desechos con nosotros y los desechamos después del viaje.

Siempre compramos productos etiquetados ecológicos y todo nuestro material impreso tiene la etiqueta “Nordic EcoLabel” que es la etiqueta oficial de los países nórdicos. En Islandia la etiqueta “Nordic EcoLabel” es auspiciada por la agencia ambiental islandesa, Umhverfisstofnun, y tiene un amplio reconocimiento y confianza entre los consumidores nórdicos.

 

The Nordic Eco Label

 

En nuestras caminatas a través de la magnífica naturaleza islandesa hacemos un gran énfasis en nuestra política de No Dejar Huella.

 

Leave no trace

 

Al comienzo de cada viaje proveemos a los participantes con información de cómo pasar a través de la naturaleza sin dejar marca, para que futuras generaciones puedan visitar estos lugares en su estado natural. Cada viaje tiene un enfoque distinto, por ejemplo: Un viaje a la cueva o un en balsa tienen diferentes enfoques.

 

Nosotros manejamos nuestra propia escuela de guías aquí en Islandia donde entrenamos a todos nuestros guías. Todos ellos son personas apasionadas hacia el Medio Ambiente y su conservación. Los valores ambientalistas están interiorizados en todos los Islandeses. Somos la única nación que depende solo de energías renovables para calentar nuestros hogares y crear electricidad (sin energía fósil más que en el caso de nuestros autos). Es por eso que la conservación de la energía en Islandia no es un gran problema como en cualquier parte de Europa. También tenemos un abundante suministro de agua debido a las numerosas lluvias y nevadas. Además, la naturaleza Islandesa es tan pura que toda el agua en Islandia se puede beber, recién salida de los ríos o arroyos. Es por eso que el agua embotellada no es una preocupación ambiental; no la usamos en ninguno de nuestros viajes.