Bookmark and Share

El alcalde de Reikiavik, gay for a day

No es ningún secreto para el mundo el apoyo que ha dado Islandia al colectivo Gay en los últimos años. La ruptura política de las relaciones entre Reykjavik y Moscú, por los sucesivos ataques al colectivo gay que ha realizado la capital rusa, es uno de los ejemplos más recientes.

A la libertad sexual que caracteriza a los países nórdicos y su concepción de igualdad se suma una figura que no ha dudado en manifestar apoyo desde su llegada al poder: Jón Gnarr. El alcalde de Reykjavik es una figura que merece la pena analizar.

Cómico, guionista, actor y alcade son profesiones que no suelen aparecer en un mismo currículum, pero desde 2010 Gnarr es la cabeza de la capital islandesa  liderando ‘The Best Party‘ (el mejor partido).

Lo que comenzó como una broma, con promesas electorales como: toallas gratis para todos en las piscinas públicas, un oso polar en el zoo, toda clase de cosas para debiluchos... ha derivado ya en tres años de gobierno en una ciudad en la que todos parecen adorarle.

Es frecuente encontrarse a Jón Gnarr vestido de mujer, o con otro tipo de trajes de gala, como jedi, punk rocker, anciana, etc. Puedes encontrar más versiones aquí, o en su página de facebook.

El pasado sábado 10 de agosto, dio un emocionante discurso , en el centro de Reikiavik, en apoyo a las personas que están siendo discriminadas por su condicion sexual, tras el que las familias congregadas en el Gay Pride rompieron en aplausos. El outfit que Gnarr escogió para la ocasión fue un traje tradicional islandés de mujer.

Su perfil puede resultar sorprendente, pero no hay duda de que su elección, considerada por muchos como una venganza contra los políticos por la gestión que llevó a Islandia a la crisis, ha derivado en una más que interesante defensa de los derechos humanos.